El Montreal Impact conoció la garra del León

LDA-VS-IMPACT

Hace poco más de dos años la Liga Deportiva Alajuelense tuvo su última participación en la Liga de Campeones de la Concacaf, lo hizo en el Estadio Alejandro Morera Soto ante el Impact de Montreal de la Major League Soccer.

El escenario era perfecto para buscar la remontada que tanto deseaba el club “erizo”, la afición se hizo presente a la “Catedral del Fútbol” y se convirtió en ese jugador número 12 que tanto ayuda a los once hombres dentro del campo de juego.

Con el cántico de “Vamos León de seguro vas a ser campeón, aquí estoy manudo moriré”, acompañado de un gran mosaico que tiñó las gradas de rojo y negro, los aficionados presentes en el estadio aquel 07 de abril recibieron a los once guerreros que lucharon por vencer a los internacionales.

La ideología de los jugadores en aquel entonces era revertir el marcador que cosecharon días antes, cuando visitaron al conjunto norteamericano y cayeron con un marcador de dos goles por cero, tantos que consiguieron los argentinos Víctor Cabrera e Ignacio Piatti.

En el juego de vuelta que se disputó en suelo nacional el estadounidense Jack McInerny, quien ahora milita en Los Ángeles Galaxy, abrió el marcador a los 42 minutos, gol que no bajó los brazos de los “manudos”.

En la etapa complementaria Pablo Daniel Antonio Gabas anotó doblete a los 46 y 60 minutos respectivamente, goles que sin duda alguna motivaron a sus compañeros para vencer a los contrarios en aquella noche de abril.

Hasta ese momento el juego de vuelta estaba 2–1 a favor de los locales; sin embargo, el marcador global beneficiaba al Montreal Impact con un gol de diferencia que minutos más tarde se aumentaría a dos tantos, esto porque el suramericano Andrés Romero rompió las redes “liguistas” a los 72 minutos.

A pesar de este gol, los aficionados de Alajuelense no dejaron de apoyar al equipo de sus amores y desde los graderíos cayó el tercer gol del partido; Allen Guevara dijo presente y venció a sus contrarios con uno de los goles más recordados para el jugador en toda su trayectoria futbolística.

Además de Gabas y Guevara, el delantero Jonathan McDonald no quiso pasar desapercibido y a pesar de recibir una tarjeta amarilla en el inicio del cotejo, en el tiempo de reposición envió el balón al fondo de los cordeles para cosechar el 4–4 definitivo.

Este resultado fue positivo para el equipo contrario ya que fueron los únicos que marcaron goles en condición de visitante y de esta manera avanzaron a la gran final y dejaron a los “manudos” con ansias de coronarse campeones en el torneo de la región.

Ese día no se ganó, pero sí se dejó en claro que el apoyo de la afición de la Liga Deportiva Alajuelense empujó hasta el último minuto para que los “leones” en el Morera Soto buscaran el pase a la siguiente ronda que nunca llegó, pero sí se demostró que los colores rojo y negro son orgullo nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: